A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Endocarditis Bacteriana

¿Qué es la endocarditis bacteriana?

La endocarditis bacteriana es una infección en el revestimiento del corazón. Esta infección puede afectar a cualquier persona (bebé, niño o adulto) con una cardiopatía presente desde el nacimiento (cardiopatía congénita) o puede afectar a una persona sin ninguna enfermedad cardíaca. La endocarditis bacteriana no ocurre con mucha frecuencia, pero cuando se produce puede causar un grave daño al corazón. En lo posible, es muy importante evitar que esta infección se produzca.

¿Cómo se produce esta infección?

La endocarditis bacteriana ocurre cuando las bacterias (gérmenes) ingresan en el torrente sanguíneo y se alojan dentro del corazón, donde se multiplican y causan una infección.

Un corazón normal tiene un revestimiento uniforme y es difícil que las bacterias se le adhieran. Sin embargo, las personas con cardiopatía congénita pueden tener zonas no uniformes en el revestimiento del corazón debido a la presión de una abertura anormal o de una válvula que no cierra correctamente. Incluso después de la cirugía, las zonas no uniformes pueden persistir debido a la formación de tejido de las cicatrices o parches utilizados para redirigir el flujo sanguíneo. Estas áreas ásperas dentro del corazón son puntos atrayentes y oportunos para que las bacterias se acumulen y multipliquen.

¿Cómo ingresan las bacterias al cuerpo?

Las bacterias pueden entrar al cuerpo de distintas formas. Según la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association, AHA), algunas de las maneras más comunes incluyen las siguientes:

  • Procedimientos odontológicos (incluyendo la limpieza dental profesional).

  • Amigdalectomía o adenoidectomía.

  • Examen de las vías respiratorias con un instrumento conocido como broncoscopio rígido.

  • Ciertos tipos de cirugía de las vías respiratorias, el tracto gastrointestinal o el tracto urinario.

  • Cirugía de la vesícula biliar o de la próstata.

¿Quiénes se encuentran en riesgo de sufrir una endocarditis bacteriana?

Los individuos con enfermedad cardiaca congénita (CHD, por sus siglas en inglés) podrían tener un mayor riesgo de desarrollar una infección dentro del corazón. Existe un mayor riesgo entre las personas con afecciones cardiacas cianóticas crónicas y/o hipertensión pulmonar/síndrome de Eisenmenger. Otras afecciones congénitas que permanecen en riesgo son las que tienen defectos residuales que causan un flujo sanguíneo turbulento a través de las cámaras del corazón y/o áreas de reparación quirúrgica con materiales artificiales como parches o reemplazos de válvulas.

Una extensiva revisión de la investigación, llevada a cabo por el Comité de endocarditis de la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association, AHA) y expertos internacionales, desarrolló nuevas directrices para la prevención de endocarditis bacteriana en 2007. Las nuevas directrices también han sido apoyadas por la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America, IDSA), la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (Pediatric Infectious Disease Society, PIDS), y la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA).

Anteriormente, todas las personas con CHD recibían antibióticos antes de hacerse procedimientos dentales o invasivos para prevenir la endocarditis. Sin embargo, las nuevas directrices requieren antibióticos antes de los procedimientos dentales sólo para las afecciones cardiacas asociadas al más alto riesgo de complicaciones por endocarditis. Tendrá que conversar sobre la afección congénita de su hijo con su médico para determinar si necesita prevención antibiótica. 

Tenga en cuenta que la profilaxis antibiótica podría cambiar si su hijo se somete a más cirugías o si surge una nueva inquietud sobre su afección cardiaca. Algunas de las reparaciones sencillas de parche o válvula sólo requieren antibióticos durante los seis primeros meses después de la cirugía, durante la endotelialización del material artificial, un proceso mediante el cual el tejido natural cubre el material artificial y lo alisa.

Actualmente, se recomienda la profilaxis antibiótica sólo para las siguientes afecciones cardiacas:

  • válvulas cardiacas prostéticas (artificiales)

  • antecedentes previos de endocarditis

  • enfermedad cardiaca congénita sólo en las siguientes categorías:

    • afecciones cardiacas cianóticas congénitas no reparadas, lo que incluye las que tienen una derivación paliativa y conductos

    • afecciones cardiacas congénitas completamente reparadas con material o dispositivo prostético, ya sea colocado mediante cirugía o intervención con catéter, en los primeros seis meses después del procedimiento

    • afecciones cardiacas congénitas reparadas con defectos residuales en el lugar o adyacente al lugar de un parche o dispositivo prostético (lo que inhibe la endotelialización)

  • recipientes de trasplante cardiaco con enfermedad de la válvula cardiaca

Consulte al médico de su hijo sobre cualquier duda que tenga sobre factores de riesgo.

¿Cómo se diagnostica la endocarditis bacteriana?

Además del examen y los antecedentes completos de su hijo, los procedimientos de diagnóstico pueden incluir los siguientes:

  • Ecocardiograma (eco)  -  procedimiento que evalúa la estructura y la función del corazón utilizando ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico para producir una imagen en movimiento del corazón y las válvulas cardíacas.

  • Hemograma completo (complete blood count, CBC)  -  medición de tamaño, número y madurez de las diferentes células sanguíneas en un volumen de sangre específico.

  • Cultivo de sangre  -  examen que evalúa y determina el tipo específico de bacterias en el torrente sanguíneo, si las hubiera.

¿Cómo se previene la endocarditis bacteriana?

Ayudar a que su hijo mantenga una higiene oral excelente es un paso importante para prevenir la endocarditis bacteriana. Las visitas regulares al dentista para una revisación y limpieza dentales son esenciales. La adecuada higiene oral es fundamental, incluyendo el cepillado y uso de hilo dental con regularidad.

Según las directrices de la Asociación Estadounidense del Corazón, antes de los procedimientos que colocan al niño en riesgo, se debe administrar una dosis de antibióticos.En la mayoría de los casos, los antibióticos se pueden administrar por vía oral en lugar de hacerlo mediante una inyección o por vía endovenosa. El dentista, pediatra o cardiólogo de su hijo le podrán recetar los antibióticos.

Tratamiento de la endocarditis bacteriana

El tratamiento específico de la endocarditis bacteriana será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos.

  • Qué tan avanzada está la infección.

  • La causa de la infección.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la evolución de la infección.

  • Su opinión o preferencia.

La endocarditis bacteriana es una enfermedad grave. Es una infección que puede causar un grave daño al revestimiento interno del corazón y a las válvulas. En la mayoría de los casos, la infección se puede tratar con fuertes antibióticos administrados por vía endovenosa durante varias semanas. No obstante, puede producirse daño cardíaco antes de que se pueda controlar la infección. Consulte al médico de su hijo para obtener más información.